Adéntrate en el mundo de los inversores chinos

Adéntrate en el mundo de los inversores chinos

Gran población inversora

China constituye uno de los grandes inversores mundiales con mayor liquidez para realizar operaciones.

En este sentido España despierta un gran interés en esta población pues se ha fijado una ley por la que los chinos pueden obtener el permiso de residencia tras haber invertido en una o varias operaciones inmobiliarias por un valor mínimo de 500.000€

¿Qué debemos saber a la hora de trabajar con inversores chinos?

Sin embargo, muchas inmobiliarias españolas no cuentan con la información y formación necesarias para atender las necesidades y peculiaridades del mercado chino, proporcionando un servicio menos especializado que el que pudiera dar una inmobiliaria china. Así para poder tratar de forma exitosa con este mercado te mostramos cinco de las muchas peculiaridades que se han de tener en cuenta a la hora de realizar una operación con un inversor chino:

  • Orientación. Teniendo en cuenta la orientación del palacio del emperador y el feng shui, los compradores chinos tendrán una mayor preferencia por los inmuebles con orientación sur, lo que implicaría una mayor “fortuna” y el recibimiento del sol del hemisferio norte.

  • Altura. Debido a sus altos edificios y a la costumbre de vivir en ellos, así como a la relación entre la altura y el éxito los compradores chinos siempre se decantarán por piso que se encuentren en las plantas altas frente a aquellos que se encuentre en las plantas bajas.

  • Colores. Los colores tienen un gran significado para la población china, por ello hay que prestar especial atención a los mismos y evitar paredes o textiles verdes, ya que se relacionan con la infidelidad, potenciando otros como el rojo que implica fortuna, suerte, alegría y, además, es el color nacional.

  • Números. Se han de evitar siempre el número cuatro, tanto en la dirección, planta y puerta como en el precio, ya que este número significa muerte para la comunidad china. Por el contrario, el número 8 es sinónimo de suerte, de forma que será signo de buen augurio que el precio del inmueble contenga muchos 8, así como la dirección, la plata o la puerta del inmueble. 

Ahora que sabemos algunas de las peculiaridades de esta población, estaremos más preparados para hacer frente a una operación exitosa con inversores chinos.